1

El Perdón

El perdón…

“El perdón es la luz; la falta de perdón, la oscuridad. Mi único propósito es perdonar. Cuando me aferro tan fuertemente a una idea o a una creencia, en realidad no me estoy aferrando a nada en absoluto. Cuando recuerdo varias situaciones en mi vida y las creencias que he tenido sobre mí o los demás, estaba tan determinada a tener “la razón” cuando en realidad estaba equivocada acerca de todo. Me aferré al humo y espejos, creyendo que era la verdad. Ello capturó mi atención y me hizo sentir segura, sin embargo, era sólo la debilidad de la mente.

El perdón, como dice aquí, elimina toda sensación de debilidad, tensión y fatiga de mi mente. Puedo ser feliz, sin importar lo que aparezca en mi mente para decirme lo contrario. Embarcarse en este Curso, sus lecciones, significa que estoy deseando tomar un camino diferente y uno que no necesite conducir al dolor en ninguna forma. La práctica entonces se vuelve esencial porque “Deseo recordar esto porque quiero ser feliz.”

Paz.”

Compartir

Comments 1

  1. Que hermoso pensamiento, a veces nos aferramos a los recuerdos malos que en su momento también nos dieron fuerza para seguir adelante, pasan los años y te das cuenta que fue tiempo y energía perdida, aunque siga doliendo, aunque siga el recuerdo lo vas dejando de lado, es cuestión de tiempo asimilar aunque no debería de durar tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *